Es “el buscador” a quien estábamos buscando.

El buscador

Andamos por la vida con una insatisfacción que no sabemos cómo saciar, ante lo cual reaccionamos rodeándonos de cosas materiales y apariencias con la efímera esperanza de poder calmarla aunque sea momentáneamente.  Pero a pesar de todos nuestros intentos, esa insatisfacción íntima sigue ahí, siguiéndonos a todas partes; sin darnos cuenta que no encontramos esa paz interior porque buscamos donde no es.

De esa manera y fruto del vacío que nos deja esa sed interior, llega un momento en nuestra existencia en el que nos preguntamos “¿Quién soy?”.  No habrá pregunta más importante que esa en toda nuestra vida.

Es precisamente en ese preguntar donde encontramos la respuesta.  Para saber quiénes somos, inevitablemente hemos de dirigir la mirada hacia nosotros mismos, hacia nuestro interior. Obsérvate a ti mismo. Observa tus pensamientos y emociones, tus miedos e inquietudes, pero hazlo sin juicios ni valoraciones negativas, sin realizar comentarios.  De forma neutra. Obsérvate como si tu vida le estuviese sucediendo a otra persona, hazlo sin tratar de cambiar o modificar nada, sin realizar análisis ni personalizar.  No juzguez. Dedícate serenamente a observarte tanto como te sea posible todo lo que ocurre dentro de ti.

El hacerlo desde esa actitud, hará que comiences a desidentificarte de tu “yo”, de tu ego.  Te darás cuenta que no eres lo que piensas, no eres ese parloteo interior que solemos tener en la cabeza.  Cuando ello ocurre sólo queda tu ser, tu esencia como persona.  Sólo queda… “el que observa”.  Y es ahí donde encuentras la serenidad, pues fíjate cómo lo que observa el miedo… no tiene miedo.

Lo que llevabas toda la vida buscando eras tú mismo/a.  Y tu ser, tu esencia como persona no tiene miedo, no tiene que demostrar nada, no necesita luchar.  No se preocupa por lo que encuentra en esa búsqueda pues… ¿buscaste? ya encontraste. Te encontraste a ti mismo/a.  Es en la propia búsqueda donde nos encontramos, somos el buscador, el observador, somos el caminante.  Ese caminante que hace camino al andar.

2 comentarios en “Es “el buscador” a quien estábamos buscando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s