Es “el buscador” a quien estábamos buscando.

Andamos por la vida con una insatisfacción que no sabemos cómo saciar, ante lo cual reaccionamos rodeándonos de cosas materiales y apariencias con la efímera esperanza de poder calmarla aunque sea momentáneamente.  Pero a pesar de todos nuestros intentos, esa insatisfacción íntima sigue ahí, siguiéndonos a todas partes; sin darnos cuenta que no encontramos esa paz interior porque…